¿Cómo enseñar a nuestros niños, buenos hábitos alimenticios?

Ana Lucía Domínguez O./Coach en Cambio de Hábitos

Una de las preocupaciones constantes de los padres es procurar que nuestros hijos mantengan un buen estado de salud. Y sin duda, uno de los principios para conservar su salud, si, es cuidar el tipo de alimentación que les damos. Con los alimentos que elegimos para ellos, también estamos haciendo una elección sobre su salud o enfermedad.

A través de la alimentación es como podemos asegurarnos de fortalecer su sistema inmune, no entraremos en el tema de las vacunas, considero que es tema muy delicado y solo concierne a los padres, pero si es una decisión que se debe tomar con bastante conocimiento e información al respecto. 

Hoy en día, parece que la industria alimentaria ser vuelve em nuestra contra, cuando ofrece a nuestros niños una gran cantidad de productos con colores llamativos y bonitos, con sabor excesivamente dulce.  Productos que sí, a veces nos dejas fuera de la competencia, cuando mi plato de avena es menos dulce, con la textura de la avena remojada y sin el color brillante y llamativo.

La cuestión aquí es que no debemos olvidar que nuestros hijos se guiarán por nuestro ejemplo, jugos verdes, cereales integrales, consumo de frutas y verduras, serán algo más normal y natural para ellos si es lo que consumimos los adultos.

No digo que hay que satanizar el cereal dulce, la gelatina o el yogurth, por mencionar algunos, solo debemos ser más consiente de que con que frecuencia se alimentan nuestros hijos de estos productos, leer la lista de ingredientes de que contienen e informarnos sobre las consecuencias del consumo de ciertos aditivos.

Debemos enfatizar la preferencia por la comida hecha en casa, esa comida que se prepara con amor, con higiene, con ingredientes de calidad que hemos escogido con conciencia. Comer fuera de casa debe considerarse una excepción y no una practica habitual. No hay nada como la comida hecha en casa, y ese mensaje debe quedar claro para nuestros hijos.

Algunos tips sencillos: 

  •           Ten siempre frutas en casa listas para su consumo
  •           Evita hacer parte de tu despensa aquellos productos “tentación” para chicos y grandes (Sí, me refiero a galletas, pastelillos, barras de granola procesadas, mermeladas, jarabes y todos aquellos productos con sabor dulce excesivo, recuerda que el azúcar es adictivo).
  •           Elige la presentación más pequeña de aquellos productos de consumo habitual, como el cereal, jugos procesados, etc., esto hará que su consumo sea mas esporádico y reducirlo hasta eliminarlo o sustituirlo.
  •           Lee la lista de ingredientes de los productos que consumen tus niños, identifica aquellos aditivos como colorantes, saborizantes, conservadores, todos ellos pueden representar un riesgo para la salud y es mejor evitarlos.
  •           Promueve el consumo de agua natural, sobre cualquier bebida procesada. Otra opción es preparar agua de frutas en casa. 
  •           Siempre incluye vegetales en las comidas, estas deben verse como parte habitual y constante de la alimentación en casa.
  •           Los jugos verdes para niños son una de mis opciones favoritas, son prácticos, y en un solo jugo le darás una buena dosis de vegetales crudos.

Y finalmente, no olvides ser el mejor ejemplo para ellos, ser paciente si no logras cambios de inmediato, toma en cuenta que estarás inculcando un hábito en ellos y esto lleva su tiempo, pero lograras hacer un cambio permanente para ellos que se traducirá en su salud y bienestar

Gracias por estar aquí y por leerme, te deseo un maravilloso día.

Facebook: Veggie Juice – Instagram: Veggie Juice1

Advertisements
Anuncios

Deja un comentario