Gobernadora de Arizona a Centroamérica: Nuestras fronteras están cerradas

La gobernadora de Arizona, Janice K. Brewer.

La gobernadora de Arizona, Janice K. Brewer.

Marco A. Flores
Nogales, Arizona.- “Nuestro mas fuerte mensaje para estos países (Centroamérica), nuestras fronteras están cerradas y necesitamos que el Gobierno Federal se esfuerce y asegura la frontera, es un problema de años y hasta que eso suceda, desafortunadamente vamos a continuar viendo esta situación”, sentenció la Gobernadora de Arizona.

Contundente en su mensaje, Janice K. Brewer fue clara también que el fenómeno migratorio de los niños que han arribado por miles hacia Estados Unidos en recientes meses, se debe a la falta de empeño del Gobierno Federal, para aumentar la seguridad en su frontera sur.

“Los niños llegan solos, se supone serian encontrados con familiares ilegales ya en Estados Unidos, que se entregarían con ICE para algún tipo de reunión, que se podrían mezclar en nuestra comunidad y no se como nuestra comunidad pueda soportarlo, es frustrante la situación”, agregó la Gobernadora.

Brewer acompañó al Secretario de Seguridad Interna, Jeh Johnson y con el Mayor de esta frontera, Arturo Garino como anfitrión, dieron un recorrido por las instalaciones de la Estación Nogales de la Patrulla Fronteriza, donde actualmente albergan a cientos de niños migrantes centroamericanos.

“Nos sentamos con algunos, tres niñas y tres niños, de Guatemala y El Salvador si bien recuerdo, dijeron que vinieron a Estados Unidos, traídos por Coyotes, a quienes les pagaron entre cinco mil a siete mil dólares cada uno, que vinieron en tren y caminaron distancias de hasta dos semanas hasta llegar aquí y entregarse”, compartió Brewer.

“Les dijeron sus padres que se venían y lo hacían de esta forma, podrían entrar a Estados Unidos, como algo fácil. Lo interesante para mi es que estos niños y sus familias, sus madres o padres pudieron juntar hasta siete mil dólares para pagarle a los Coyotes para el viaje”, cuestionó.

La Gobernadora relató en rueda de prensa ante decenas de medios de comunicación, que algunos de esos niños, les cobraron siete mil y a otros solo cinco mil, con la promesa de pagar el resto después.

Añadió Brewer que la Patrulla Fronteriza esta haciendo un gran trabajo de acuerdo a sus posibilidades, para mantener a los niños en sus instalaciones.

“Teníamos reportes de que estaban encerrados en celdas, es falso. Los niños duermen en colchonetas, en el suelo, tienen sabanas Maylard, están limpios, son alimentados y tratados medicamente, tengo entendido que a diario llegan 140 y salen otros 140”, complementó.

Informó que procesan entre diez a doce jóvenes embarazadas y se aseguran de que reciban la adecuada y correcta atención medica.

“Les aseguro que como madre, me rompe el corazón saber la situación y que padres de familia pongan a sus propios hijos en peligro por el derecho que tengan”, concluyó Brewer.

Deja un comentario