Ordena alcalde Pujol destrucción de comercios activos con más de 30 años, denuncia propietaria

En esta esquina se ubican las estructuras comerciales.

Nogales, Sonora

Una comerciante con dos negocios que tenían más de treinta años en la esquina de la calle José Pierson y avenida Álvaro Obregón, denunció al Gobierno Municipal de Nogales de abuso de autoridad y destrucción de la propiedad privada.

La ciudadana Angélica León Valdez era la propietaria de la taquería El Azteca y de una carreta para fotografías con un burrito, estructuras que fueron destruidas por personal municipal, sin previo aviso ni notificación, sólo porque eran órdenes del alcalde Jesús Antonio Pujol Irastorza.

“Tenía treinta años con ellas ahí y llegó Inspección y Vigilancia, sin previo aviso, porque no hubo notificación por escrito y los demolieron, los tumbaron, no los quitaron para reubicarlos, los desaparecieron”

Angélica León Valdez

Manifestó que el personal de Inspección y Vigilancia expresaron en el sitio que eran órdenes de Pujol, que, porque quería la ciudad limpia, por lo que el día 27 de agosto a las 23:30 horas le avisaron que estaban tumbando las instalaciones, con maquinaria pesada para retirar el escombro.

“Y yo les pregunto que si donde esta la caseta de la taquería El Azteca, y me dicen que ahí está, que, si quería las láminas que me las llevara”

Angélica León Valdez

León Valdez señaló que posteriormente tuvo contacto con personal de la dependencia, dos trabajadores de apellido Gaviño y Orozco, quienes les manifestaron que derribaron el puesto y la carreta porque estaban abandonados y que nadie se hacía cargo de ellos, a pesar de que León Valdez cuenta con la documentación y permisos vigentes.

La perjudicada dijo que la denuncia la hacía para buscar justicia, que buscaba algún amparo o querella, cualquier solución ante lo que considera un abuso de autoridad, de un despojo ilegal de la propiedad.

“Le pido por favor que tomen cartas en el asunto, porque no es cualquier cosa quitarles las propiedades a las personas, es un negocio de treinta años, no se acababa de abrir, ya tenía mucho, para que lleguen y la destruyan”

Angélica León Valdez

Aclaró que Gaviño le propuso una reubicación poco después de derribar las instalaciones, sin previa notificación y destruyeron todo, con un trascabo y a pesar de que el puesto y la carreta, contaban con pisos de cemento, vitropiso y hasta suministro de energía eléctrica.

Advertisements
Anuncios

Deja un comentario