En el olvido cientos de tumbas en panteones de Nogales durante el Día de las Madres

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- Uno de los camposantos más antiguos en Nogales, cuyas tumbas datan de mediados del siglo antepasado, lució prácticamente desierto el jueves 10 de mayo ante la falta de visitas de familiares con sus seres difuntos enterrados en ese predial ubicado sobre la calle Reforma.

“Dia muy flojo, ya casi no viene gente, creo que se ha perdido la tradición, que antes era lo principal, no viene la gente, aquí tenemos tumbas muy viejas, la gente viene después de quince o veinte años”, comentó Fernando Román Pacheco, cuidador del panteón del Rosario.

Manifestó que son muy pocas familias las que visitan a sus seres queridos, algunos llegan, limpian las tumbas, se quedan un rato y se van. Pero en este año, ni siquiera días previos al 10 de mayo se vieron familiares visitando a sus difuntas madres.

Comparó que el año pasado se registró cierta afluencia de personas durante la mañana, a diferencia de este 2018, aunque quizás influyo que el día conmemorativo “cayó” entre semana y que esperaba que, para el fin de semana, más familias acudieran a visitar sus tumbas.

“Entre más pasa el tiempo, mas solo están los panteones. Aquí tengo trabajando más de tres años, pero tengo en esto más de 45 años en otras partes y antes era un gentío, antes aquí se llenaba, se van perdiendo tradiciones y se van las familias a otros lugares”, comentó.

Destacó que en el panteón hay personas enterradas en años como 1867, 1883 y 1890, muchas lapidas inclusive ni siquiera tienen nombres o escrituras, de las casi mil cien que hay en el camposanto.

De esas más de mil 100 espacios ocupados, calculó que alrededor de un veinte por ciento apenas, son visitadas por familiares, el resto, sus familiares se fueron de la ciudad y jamás volvieron a visitarlas.

Advertisements

Deja un comentario