Ayuda Gobierno de la Ciudad de Nogales a familia en estado vulnerable

Boletín oficial/Nogales, Sonora

El Gobierno de la Ciudad ayuda a una familia, dos adultos y dos niños, luego de ser detectados en estado deplorable viviendo en una casa abandonada y llena de basura.

Viridiana, de 33 años de edad; Abakuc, de 36 y los niños Jaziel y Axel, de 10 años y 15 meses respectivamente llegaron a Nogales provenientes del Sur del país para buscar un mejor futuro en esta frontera, pero la vida les jugó una mala pasada hasta llegar a una casa abandonada, sin techo, llena de basura en donde actualmente viven en situación vulnerable.

Una ciudadana altruista que reside cerca del lugar se dio cuenta de la situación en la que vivían y optó por darles ayuda, no sin antes publicar una fotografía de la casa con basura y tierra, la cual fue vista de inmediato por personal del Ayuntamiento.

El Alcalde Juan Gim Nogales y su esposa Griselda de Gim enviaron los primeros apoyos para ayudar a la familia a través de las diferentes dependencias.

Personal de la Comisaría de Seguridad Pública Municipal y de la Coordinación de Protección Civil quienes se pusieron a ayudar desde las 22:30 horas del martes.

Los agentes de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal se trasladaron al domicilio sin número de la calle Matamoros y Corregidora de la colonia Fundo Legal, en donde estaba la familia en el interior de un cuarto que no tenía ventanas ni puerta, y sólo estaban protegidos del frío con una cobija y un colchón en el suelo.

Los agentes fueron guiados por una vecina, que pidió ayuda a través de redes sociales.

Al ver la situación de riesgo de los infantes y de sus padres, los agentes de la corporación dialogaron con los adultos para convencerlos que fuesen trasladados a un albergue, por lo que éstos accedieron a ser llevados al Albergue La Roca de la colonia El Rosario, en donde pasaron un día y en donde les dieron las primeras asistencias.

Apoyo total del DIF, Desarrollo Urbano y Bienestar Social

Durante el tiempo que permanecieron los niños con su madre en dicho albergue, el personal del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y de Infraestructura Urbana y Obras Públicas, aprovecharon para acudir al hogar en donde viven situados en lo alto del cerro de la citada colonia en donde realizaron una inspección y poder ayudarles.

Rosa Armida Gálvez González, Directora del DIF y el titular de Planeación del Desarrollo Urbano del Municipio, acompañados por personal de apoyo, se dieron cita en la mencionada vivienda, en donde acordaron pedir el respaldo de la responsable de la Dirección Municipal del Bienestar Social, Mónica Torres Pérez para proveerles de los materiales para el reacondicionamiento temporal de la casa.

Ahí mismo, los funcionarios también se comprometieron a entregarle a la familia unas cobijas, colchonetas, despensas alimentarias y ropa limpia, así como un tinado para almacenar agua potable.

Debido a que la residencia no cuenta con puertas ni ventanas protectoras y ni mucho menos sanitario, los responsables de estas áreas del Municipio dijeron que de manera inmediata le darán a esa familia las puertas, ventanas y también varias láminas para el techo, así como un sanitario.

Preocupados por las condiciones altamente vulnerables en la que viven estos ciudadanos y por el intenso frío que hace por las madrugadas y que pueden perjudicar la salud de estas personas, sobre todo a los niños, los titulares de las citadas dependencias, incluyendo Protección Civil, harán todo lo que esté a su alcance para brindarles comodidad, suministrarles de luz eléctrica y agua.

“Les apoyo en lo que puedo”: Vecino

Carlos Enrique Ramos Jaramillo, sobrino de la dueña de la casa y quien vive a un costado de la residencia, dijo que “esta familia llegó sola, nadie las trajo y al ver que estaban viviendo ahí en ese cuarto lleno de basura y escombros, les dije que no había problema y que les ayudaría con lo que yo pueda”.

“Les paso el agua y luz por las noches, porque no tienen absolutamente nada y también les di una mesa y unas sillas, así como unos colchones y también les paso mandado, comida que me traen mis familiares del otro lado (USA)”, comentó.

Aseguró que la casa tiene abandonada alrededor de 10 años y está bajo litigio bancario, por lo que la dueña, su tía, prefirió dejarla sola para irse a Estados Unidos, lo cual aprovecharon los vándalos para destruirla casi en su totalidad y solo dejaron un cuarto sin ventanas ni puertas.

“Gracias a que llegaron la gente de Protección Civil anoche y luego la Policía Municipal, se pudo dar asistencia a esta familia y la llevaron a un lugar seguro porque estaba muy helado aquí, pero además nos reunimos todos los vecinos para ayudarles y gracias porque han tenido el apoyo del Gobierno Municipal”, resaltó.

Aprovechó para lanzar un llamado a la ciudadanía para que siga apoyando con ropa, comida, calzado, materiales para construcción, porque dijo que esta familia no cuenta con lo necesario para sortear el frío y el hambre, a la vez que agradeció el gesto de buena voluntad de las dependencias municipales por atender este caso.

Madre de familia narra odisea

“Hace aproximadamente dos años que llegamos a Nogales, porque yo soy de Campeche y mi esposo de Veracruz; venimos para tener mejor vida y cuando llegamos rentamos un departamento pero nos fue muy mal con quien nos rentaba, pues cuando empezó mi hijo a sentirse mal de salud, con fiebre alta y mucha tos, lo tuve que llevar al segurito y a los pocos días yo comencé a sentirme mal también y después todo se puso peor”, narró Viridiana,

La madre de familia, quien en esos tiempos solo tenía a su hijo más grande casi recién nacido, dijo: “A todos nos diagnosticaron COVID-19, por lo que a mí me despidieron del trabajo y a mi esposo también, porque ambos faltamos muchos días a laborar, quedándonos sin poder hacer nada porque estábamos enfermos”.

Poco a poco la situación se vino abajo y no teníamos para pagar la renta porque “sólo nos retrasamos una semana para pagarle hasta que nos corrió sin darnos oportunidad de sacar nuestras pertenencias, llegando a deberle unos cinco mil pesos”.

Con el rostro pálido y desesperada, la mujer comentó: “Luego afortunadamente me encontré a una señora que está enferma de cáncer quien me dijo que la cuidara y que me daría alojamiento y alimentación mientras encontraba en lugar donde irnos”.

Aseguró que su esposo, quien se dedica a realizar trabajos de albañil pero sin tener un sueldo fijo, es quien le dijo que tal vez le estaban ocasionando problemas a la señora enferma, por lo que mejor decidieron retirarse de ese lugar para buscar otro, aunque en ese lapso anduvieron deambulando en las calles.

De todo lo malo vino lo bueno, porque encontraron esa casa abandonada con mucha basura y con un cuarto que pudieron limpiar y acondicionar para pasar los días ahí, sin comida, sin agua, sin luz y con los niños en riesgo.

“El señor de la casa nos dijo que nos quedáramos ahí, que nos ayudaría con lo que pudiera, mientras nosotros nos pusimos a limpiar durante una semana completa y gracias a Dios mi esposo pudo encontrar un empleo de taxista y es como hemos podido salir adelante poco a poco”, dijo.

Luego de narrar la odisea por la que pasó ella y su familia, las funcionarias del Gobierno de la Ciudad trasladaron a la mujer y a sus dos hijos al albergue del DIF en donde se asearon, se vistieron con ropa limpia y se alimentaron.

Además le dijeron a la ama de casa que los llevarían a un albergue mientras se hacen los trabajos de limpieza de la casa, acondicionarla para que pueden seguir habitándola y sobre todo para que puedan sortear el frío y que no se enfermen.

También le ofrecieron los servicios de Internet para que el niño de un año y medio no siga perdiendo clases, así como realizarles los exámenes médicos para descartar cualquier enfermedad.

Advertisements

Deja un comentario

error: ¡Disculpa, no se puede!
A %d blogueros les gusta esto: