Activan Alerta Ambar por rapto de 2 niños, buscan a secuestradores en Nogales

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- El Departamento de Policía de Tucson, Arizona, actualizó la Alerta Amber que activó el pasado viernes luego del rapto de dos niños, por parte de sus padres, a quienes las autoridades les quitaron la custodia por presentarles hasta veinte cargos de explotación sexual de menores.

Este domingo por la mañana, la corporación dio a conocer el hallazgo de un sedán Toyota Camry, modelo 1996 en Nogales, Arizona, cerca de la línea divisoria con Sonora, mismo que utilizó la pareja para huir de las autoridades.

El paradero de los niños se desconoce y de acuerdo a evidencia encontrada en el interior del vehículo, se presume que el padre, Luis Ramírez, probablemente se haya afeitado la barba, así como pudieran haberse cambiado las prendas de vestir, los cuatro.

Detectives del Departamento de Policía de Tucson piden a la comunidad de ambos Nogales información que pueda llevar al arresto de la pareja, llamando al número de emergencias 911 de manera anónima.

Previamente, la corporación dio aviso sobre el rapto de Luis Jr., de apenas cinco años de edad y de su hermanita, Camila Ramirez, de apenas seis meses de edad, el pasado 4 de mayo alrededor de las 9:00 horas.

Sus padres, Luis de treinta años y Andrea Ramírez de 28 años, se reunieron con una responsable de caso infantil en Silver Lake Park, en el 2420 S. Kino Parkway, para una visita supervisada con los niños.

Durante la visita, Ramirez atacó a la mujer encargada del caso, la amenazó con una arma que da descargas eléctricas (Taser) y la amarró a un árbol en el parque. La pareja tomó a los niños y huyeron en el sedán de cuatro puertas ya descrito.

La víctima fue dejada atada al árbol por espacio de casi treinta minutos, hasta que otra persona que pasaba por el lugar la vio y llamó a la policía. La mujer sufrió lesiones menores.

Una orden de arresto se presentó para Luis y Andrea Ramirez por secuestro o rapto, así como otros dos cargos por privación ilegal de la libertad a niños, de ahí a la activación de la Alerta Amber.

Dos días antes del incidente, el pasado 2 de mayo, los padres biológicos de los niños recibieron veinte cargos por Explotación Sexual de Menores, aunque no en perjuicio de sus propios hijos.

Bajo esos cargos y por la violencia ya comprobada, el Departamento de Policía de Tucson avisó a la comunidad sobre la preocupación que existe por la integridad de los niños.

Advertisements

Deja un comentario