Extorsionan vía telefónica a familia nogalense, pierden casi 100 mil pesos

Imagen ilustrativa no correspondiente a los hechos.

Nogales, Sonora

Una familia fue víctima de una extorsión telefónica y perdieron alrededor de cien mil pesos en efectivo, luego de que accedieran a realizar una serie de depósitos a cuentas bancarias que les ordenaron los presuntos secuestradores.

Los hechos se registraron a las 20:16 horas de este pasado martes 13 de octubre en la calle Castilleros del fraccionamiento Fuente de Piedra, donde solicitaba ayuda un reportante.

En el lugar, elementos policiacos entrevistaron a Iván N, de 42 años de edad, quien manifestó haber sufrido una extorsión él y su esposa de nombre Nidia N, de 43 años de edad.

Narró que primeramente, su esposa, recibió una llamada de una persona del sexo masculino, a través del número (642) 136-8645, diciéndole que la vida de ella y de sus hijos corrían peligro y le pidieron que se resguardara en un cuarto de hotel, por lo que ella se trasladó en un vehículo de alquiler hasta el hotel “Roma”, donde llegó y permaneció hasta las 18:00 horas, ahí se instaló junto a sus dos hijas.

En el lugar, le dijo que ella recibió otra llamada del número (697) 115-1287, amenazándola un sujeto de muerte, pidiéndole que hiciera unos depósitos, por lo que hizo dos depósitos  de dos mil quinientos y posterior la cantidad de cinco mil pesos, para después pedirle el extorsionador a su esposa, que permaneciera en el mismo lugar.  

El reportante dijo que él le había marcado a su esposa y fue cuando ella le explicó todo, de que estaban amenazados de muerte, pero él fue por ella y sus hijas. 

Entonces el reportante le dijo a su esposa que a él también lo habían amenazado, diciéndole que su familia estaba secuestrada y si no hacía depósitos de dinero le matarían a la familia, por lo que él accedió a efectuar primeramente un depósito de treinta y ocho mil pesos y posteriormente otros tres depósitos, dos de veinte mil cada uno y otro más de diez mil pesos, al número de cuenta 1603-9835-6758.

Siendo aproximadamente las 18:00 horas que se trasladaron a su domicilio donde al sentirse más seguros, marcaron al 911 para informar sobre los hechos y una vez dialogando se dieron cuenta que habían sido víctimas de una extorsión.

Advertisements

Deja un comentario