Ileso resulta interno tras lanzarse desde lo alto de una torre del Cereso de Agua Prieta, Sonora

Marco A. Flores

Nogales, Sonora.- Con lesiones menores como golpes y algunos cortes, se recupera una persona privada de su libertad, tras sobrevivir milagrosamente a una caída desde lo alto de una torre de vigilancia, en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Agua Prieta, Sonora.

De acuerdo con la información del periodista Roberto Quintero, la persona fue identificada como José Luís B. C., alias “El Güero” Tebaqui, quien resultó ileso, no presentaba lesión grave, solo golpes contusos y cortadas en manos, así como en piernas, producto de la escalada.


Foto cortesía Roberto Quintero.

El reo estaba detenido desde mayo del 2022 acusado por el delito de robo, aunque se ignora si ya estaba sentenciado.

Logró escalar hasta la parte superior de una torre de vigilancia desde donde, durante más de tres horas, mantuvo en vilo a las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Destrozó su celda

De acuerdo con la información recabada en el lugar, el detenido se encontraba en una celda en solitario, misma que destrozó por completo para escapar hacia el área de talleres, desde donde escaló hasta la torre de vigilancia del lado noroeste del reclusorio.

Una vez en el lugar, amenazó a las autoridades con lanzarse al vacío si no era liberado, en ese momento fue activado el código rojo, acudiendo de inmediato Bomberos Voluntarios y Policía Municipal, en apoyo a custodios del Cereso.

Familiares del reo llegaron hasta el exterior del penal, intentando dialogar con él y que desistiera de su propósito sin lograrlo, incluso se trasladó a una mujer de nombre Melissa, al parecer expareja sentimental de José Luís, ya que exigía su presencia.


Foto cortesía Roberto Quintero.

Así mismo se le hizo saber, que su fianza ya había sido pagada y sería liberado al bajar, sin embargo, ni eso pudo convencerlo a pesar de que a la distancia se lo mostraban los documentos.

Los intentos por bajarlo

Luego de más de tres horas, las autoridades tomaron una drástica decisión, utilizando dos grúas, subieron a la altura de la torre para intentar someter al manifestante, incluso el comandante de Custodios dialogó con la familia, explicándoles el procedimiento seguir en un primer intento.

Tres custodios subieron ordenando al reo que se tirara al piso, sin embargo, no respondió, en un segundo intento, nuevamente se le ordenó rendirse, llegando al grado de dispararle con balas de goma en dos ocasiones.

En su desesperación el hombre se lanzó contra el custodio a bordo de la canastilla, cayendo hasta el piso, a pesar del brutal impacto, José Luís nunca perdió la conciencia, respondiendo a las preguntas de los socorristas de la Cruz Roja, mientras preparaban su traslado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: