Niño con quemaduras por tronar “cuetes” y ebrio por caerse en una fogata, el saldo por festejos de Año Nuevo en Nogales

Boletín oficial

Nogales, Sonora.– Durante las celebraciones de Año Nuevo en esta frontera, no se reportaron incidentes sobre personas lesionadas por proyectiles de arma de fuego, por lo que se puede considerar que se logró el objetivo de mantener protegida a la comunidad con recorridos de vigilancia por el operativo implementado por las fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno.

El Comisario General de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal, Francisco Martínez Zubieta, señaló que gracias a los constantes recorridos de vigilancia por los diversos sectores citadinos, la comunidad nogalense vivió una festividad de fin de año, sin incidentes que lamentar.

Pese a los disparos con arma de fuego al aire, los nosocomios citadinos sólo recibieron algunos casos menores, pero no se registraron personas baleadas, por lo que reconoció el esfuerzo realizado por las corporaciones policiacas y el Ejército Nacional Mexicano, así como de la Guardia Nacional, para mantener la calma.

Fue saldo blanco

En general, la comunidad vivió y disfrutó de estas celebraciones en convivencia familiar, como es una tradición en esta frontera, por lo que se puede considerar que el saldo fue blanco.

El único incidente reportado por la Unidad Municipal de Protección Civil, a cargo de César León Ruiz, señala que un menor de nueve años y residente de la colonia Buenos Aires, fue trasladado a la delegación de Cruz Roja, con lesiones en varios dedos y cuello por quemadura provocada por el uso de pirotecnia.

El lesionado fue trasladado a bordo de una ambulancia de la benemérita institución a Hospital Regional Número 5, del Instituto Mexicano del Seguro Social, (IMSS), para su atención médica.

Por otro lado, un reporte al número de emergencias señala que una persona sufrió quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo al caer a una fogata cuando se encontraba celebrando en estado etílico, por lo que fue trasladada a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja, para su atención médica, quedando hospitalizada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: