Servicio de luz para los habitantes de la calle Ónavas de Nogales

  • Fue tan pronto que no lo esperábamos: Francisco Manuel García Coronado

Nogales, Sonora.- En una colonia donde no pasa la ruta del camión y se viven condiciones de pobreza extrema, el señor Francisco Manuel García Coronado relata cómo es que llegó el sistema de electrificación a la calle Ónavas de Nogales, Sonora.

Veracruz, es la calle donde vive Francisco, un señor de piel morena, de carácter apacible, social entre los vecinos y de condición muy humilde… Él, al lado de su familia iniciaron la construcción de una casa de madera.

Cuatro años

El proyecto de tener casa propia, tardó alrededor de cuatro años, ya que  dentro de sus posibilidades pudieron llevarlo a cabo, colocando cimiento, rellenando de tierra y consiguiendo madera… se fue dando poco a poco, gracias a la ayuda de Dios, como él lo menciona, lo lograron.

Hoy, la han embellecido con algunos rosales, muebles viejos que sostienen otros maceteros y una estufa de leña que les brinda calor en tiempos de frío…

En la colonia no existían servicios de nada, por lo que habilitó un generador de luz, el cual conectaba desde su carro, para encender únicamente un foco, y cuando se necesitaba lavar ropa, licuar o conectar la plancha lo hacía por medio de una planta de luz a la que le invertía doscientos o trescientos pesos de gasolina a la semana…

Nunca se deprimió

A pesar de encontrarse en una situación difícil, a Francisco nunca le ha deprimido su situación, al contrario trabaja duro e invertía más horas en la construcción, oficio al que se dedica para sacar adelante a su familia…

Las buenas noticias llegaron cuando, él y sus vecinos recibieron un programa que los benefició con obra de electrificación dentro de sus hogares, alumbrado público, además de la construcción de un cuarto de material por parte de la Dirección de Infraestructura Urbana y Obras Públicas.

Mejora su calidad de vida

“Fue tan pronto que no lo esperábamos, de un día para otro empezaron a hacer los hoyos, que al cabo de 15 días ya teníamos luz”,  mencionó Francisco sintiéndose agradecido por el programa que llegó a mejorar su calidad de vida.

Mi vida ahora es diferente “Gracias al alcalde Juan Gim y me a su gobierno ya podemos ver la televisión, mi esposa es la más contenta y agradecida porque ahora puede ver las novelas”, comentó el señor muy agradecido, después de un año y medio de vivir en oscuridad, Francisco quien habló en voz de sus vecinos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: