Pequeño triunfo posibilidad de demanda civil para la familia de José Antonio Elena Rodríguez

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- Como una pequeña victoria en los casi ya seis años de lucha para que se haga justicia, fue considerada la posibilidad de demanda en beneficio de la familia del menor José Antonio Elena Rodríguez.

La abuela Tayde Elena confirmó que estaban contentos con la noticia, después de indicaciones del abogado, donde le explicaba que de nueve jueces a favor del caso de José Antonio se pronunciaron siete y dos en contra, para que proceda una demanda contra el gobierno federal, ya que existía la petición solamente.

“Pienso yo que en algo tenemos que ganar, algo bueno, hemos trabajado mucho y peleado en todo, claro que queríamos resultados en lo penal, pero todavía falta y a esperar a ver qué pasa”, dijo.

Como se informó previamente, un tribunal federal de apelaciones estadounidense, con sede en San Francisco, dictaminó esta semana que la familia del menor asesinado en 2012 en Nogales, Sonora, por un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, puede presentar una demanda por daños y perjuicios.

En su decisión, la corte federal de apelaciones del noveno circuito determinó que la familia de José Antonio puede demandar tanto al agente que lo ultimó, Lonnie Swartz, como al gobierno estadounidense.

“Todos sabemos que Toñito no va a volver, que bueno fuera que se hiciera justicia y Toñito volviera, pero no va a pasar y es lo más triste, pero si tener la satisfacción de que peleamos, trabajamos por seis años y que vamos a tener, con favor de Dios, buenos resultados”, comentó la abuela.

La corte rechazó el argumento de inmunidad que presentó el equipo legal del agente por la demanda civil que realizó la madre de la víctima, Araceli Rodríguez, debido a que el menor fue abatido en México.

“Sin advertencia ni provocación, Swartz mató a Rodríguez”, concluyeron los jueces. Añadieron que el agente había violado la cuarta enmienda de la Constitución de Estados Unidos que prohíbe a las autoridades utilizar la fuerza “objetivamente irracional” para capturar a una persona.

La decisión sucedió luego de que el agente de la Patrulla Fronteriza fuera absuelto en abril del cargo de asesinato en segundo grado, pero enfrentará un nuevo juicio en octubre por otros cargos, incluido homicidio involuntario y voluntario.

Advertisements

Deja un comentario