Drenaje pluvial de Nogales corresponde a los 90´s, seguirán las inundaciones y voluminosos arroyos: Académico de la U. de A.

Se espera el aumento en el flujo de los arroyos con las próximas lluvias.

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- La frontera de Nogales cuenta con un drenaje pluvial obsoleto, razón por la cual cada vez que llueve la ciudadanía sufre de arroyos e inundaciones que la ponen en riesgo, al tiempo que solucionar esta problemática, tendría una complejidad en tres niveles.

El nogalense José Roberto Soto Leal, académico en la Universidad de Arizona en la Escuela de Recursos Naturales y Medio Ambiente, confirmó que no existe una investigación sobre la infraestructura del drenaje pluvial en Nogales, pero si se busca un acercamiento con autoridades locales para realizarla en próximas fechas.

“Lo que sí es obvio es que el drenaje pluvial en Nogales ha caducado desde la década de los noventas cuando empezó a crecer mucho la ciudad, también es obvio es que el agua que cae en Nogales se viene a Estados Unidos y nutre los mantos acuíferos, esto por un acuerdo binacional”, comentó.

Con cinco meses apenas de haber llegado a la Universidad de Arizona, si bien no se abre una línea de investigación en la frontera, ya se piensa en hacerla.

“Nogales creció de una manera que sobrepasó su infraestructura pluvial y eso es más que obvio, no se ocupa de un estudio en detalle para darse cuenta de que el problema existe, toda la ciudadanía sabe que cuando llueve fuerte se inunda todo y es un problema”, agregó.

Reconoció que el Ayuntamiento con los recursos propios atiende la problemática, empleando retroexcavadoras para rescatar los caminos, que se hace mucho daño a la infraestructura con las lluvias.

Soto Leal comentó que hace dos años se entraría a una convocatoria junto con un colega de la Universidad Estatal de Arizona, para investigar en un proyecto sobre el valor económico del agua y el contrato binacional con Estados Unidos para que se deje correr el flujo hacia el vecino país, para hacer una valorización por metro cúbico de agua, por estarse en renegociación recientemente.

Con la lluvia existe posibilidad de aumento en el flujo de los arroyos.

“El tema en Nogales y que se investigara a fondo, el drenaje pluvial es más complejo que en otras ciudades fronterizas, porque existe el ámbito binacional, por ejemplo las siembras o cultivos entre Tucson y Nogales, Arizona, se nutren con agua que cruza desde México y dan mucha productividad y provecho económico a sus propietarios, hay mucho beneficio del acuerdo binacional y que hace más complicada la situación, al especularse que con un tipo de rehabilitación del drenaje pluvial en Nogales, se daría un reflujo para que nutra los mantos acuíferos para el agua potable en Nogales, Sonora”, dijo.

Si bien debido a los acuerdos binacionales para el provecho del drenaje pluvial hay ciertas limitaciones, no implica que no se deban hacer o tomar medidas para evitar inundaciones en las calles.

Tres niveles de complejidad que contribuyen a la inercia para que se haga una actualización del drenaje pluvial, primero es el acuerdo binacional que no le importaría a la ciudadanía, segundo está el hecho de que la jurisdicción del agua cuando entra a un río, es tema de la Conagua, no del municipio, como el canal que tenemos en Nogales con el embovedado.

“Y primer nivel tenemos un tema político, porque, aunque la ciudadanía está harta en Nogales por las inundaciones es que existan gobiernos de tres años y estos tienen un horizonte de planificación de tres años solamente, al menos que se quieran reelegir”, añadió.

Por ello, el académico manifestó que, en resumen, la solución para el drenaje pluvial en Nogales es un proyecto de más de uno o dos trienios y que costará mucho dinero, argumentando que para un administrador que quiera resultados en sus tres años de mandato, no vería frutos con algo así en menos de cinco años.

Todos los arroyos desembocaron sobre la Obregón.

Advertisements

Deja un comentario