Marchan estadounidenses en Nogales clamando justicia por José Antonio Elena Rodríguez

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- Decenas de personas, la gran mayoría ciudadanos estadounidenses, se manifestaron en contra del reciente veredicto de un juez, que absolvió del cargo de homicidio en primer grado al agente de la Patrulla Fronteriza, que acribilló a balazos al menor José Antonio Elena Rodríguez.

La agrupación de manifestantes se reunió poco después de las 17:00 horas en la plaza Miguel Hidalgo, para de ahí partir caminando sobre la avenida Plutarco Elías Calles hacia norte, hasta llegar a la plaza de Las Palomas, siempre apoyados con escolta por parte de elementos del Departamento de Tránsito Municipal.

La madre de José Antonio, la señora Aracely Rodríguez, manifestó que la marcha tuvo como propósito el exigir justicia al sistema estadounidense, horas antes de participar en una audiencia que se celebrará este viernes en una corte de Tucson, Arizona.

“No sabemos a lo que vamos, son muchas cosas las que pueden pasar y estaremos temprano en la Corte Federal, sin saber qué nos van a decir”, agregó.

La madre del menor nogalense señaló que para este viernes, pueden pasar muchas cosas, quizás les cuestionen sí quieren seguir con el caso o quieren desistir, pero que la familia quiere continuar hasta el último momento y no se detendrán hasta que Lonnie Swartz pague lo que hizo.

“De igual manera yo siempre dije que sería una burla para México, una burla para todos los mexicanos y la gente, porque en realidad este juicio se me hace ilógico que se haga justicia con personas no preparadas para dar un veredicto y que decidan si este hombre es un asesino”, comentó.

Criticó a los integrantes del jurado, acusándolos quizás de haber sido comprados o sobornados por los mismos abogados del agente federal acusados como asesino, poniendo en duda la integridad de esas personas y sus antecedentes, calificándolos de racistas incluso.

Rodriguez lamentó la poca participación en la manifestación por parte de ciudadanos mexicanos, justificando la ausencia a la poca difusión que se le dio a la marcha por falta de tiempo, ya que la familia de José Antonio trabaja durante todo el día.

Después de permanecer por algunos minutos en la plaza de Las Palomas, el grupo continuó con su caminata por la calle Campillo, hasta llegar a la Ingenieros, de ahí avanzaron hacia la esquina con la calle Internacional y justo donde quedó el cuerpo sin vida de José Antonio, culminó la manifestación.

Durante el trayecto de los protestantes, se gritaron consignas aclamando justicia para la víctima del agente federal Lonnie Swartz, llevaban pancartas, cartulinas y lonas con leyendas escritas y el contingente estuvo conformado por ciudadanos estadounidenses anglosajones.

Advertisements

Deja un comentario