Detalla SSP causantes sobre la delincuencia y violencia en el estado

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- Violencia intrafamiliar, adicción a las drogas, oportunidades de trabajo y hasta fallas en el sistema de justicia penal acusatorio, serían las principales razones de los índices delictivos en Sonora y que difícilmente pueden ser atacados por policías preventivos en los municipios o estado.

Así lo catalogó el secretario de Seguridad Publica, Adolfo García Morales, en su reciente reunión con comerciantes en pasados días en Nogales, encuentro organizado por la Canaco de esta frontera.

“El otro problema que tenemos es el sistema penal acusatorio, que es bueno definitivamente, pero trae sus fallas, nosotros en los tres años que tenemos, hemos puesto a disposición del Ministerio Público del Fuero Común y Federal, a seis mil 800 imputados, de los cuales solo han sido vinculados a proceso a mil 680, con prisión preventiva”, ejemplificó.

Agregó que eso no significa que los demás se declaren libres, pero no estamos impuestos. El delincuente cree que, porque queda libre, queda absuelto, entonces tenemos un problema, además de la impunidad que se presenta.

Cuestionó las veces que se han evaluado a los Ministerios Públicos o Jueces Calificadores, si se han publicado estadísticas de su desempeño, es decir, nunca y que esa ha sido la crítica del secretario a nivel nacional, sin el ánimo de cuestionarlos, pero que es necesario para ver que falla en la cadena del proceso de procuración de justicia en el país.

“Y luego la gente en la colonia dice: Se lo llevaron ayer y ahora ya anda suelto, le dieron una lana al policía y siempre termina el oficial como el malo”, añadió.

García Morales agregó que muchos consideran que los ciudadanos no tienen responsabilidades en materia de seguridad, aunque es un error, poniendo como ejemplo el factor de riesgo que genera mayor violencia y delincuencia en Sonora, según estudios y en 112 colonias focalizadas de donde emerge el delincuente, se ha notado los factores de riesgo, como puntos de venta de droga, falta de espacios públicos, de alumbrado público, entre otros.

“El factor de riesgo que genera mayor violencia y delincuencia en Sonora, es la violencia intrafamiliar, por eso se cuestiona si ¿con un policía se podrá atender esa situación? Mientras el segundo factor son las adicciones, que tampoco se soluciona con un policía, mientras que el tercer mayor factor de riesgo es la falta de oportunidades o de trabajo, que tampoco se resuelve con policías”, dijo.

Expuso que, en el 2015, cuando se recibió a la administración estatal, la PESP aseguró quince mil 600 dosis de droga, en el 2016 aumentó a 400 mil porciones y bajó a 280 mil las decomisadas en el 2017, por la supuesta razón de que ya no había puntos de venta, debido a que se “tronaban” por parte de las autoridades.

“Se empezaron a vender mediante diversas dinámicas, como entregas en bicicletas, por redes sociales como Facebook o WhatsApp o por medio de tarjetas de presentación distribuidas”, comentó.

Los detenidos por agentes estatales en el 2015 fueron mil 680, en 2016 otros seis mil 890 y en el 2017 aumentó once mil 101 los asegurados.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: