De Nogales, la primera víctima del frío en Sonora, según el reporte de Salud

  • Reitera Secretaría de Salud el llamado a vacunarse contra la influenza

 

En algunos municipios de Sonora ha bajado considerablemente la temperatura.

Boletín oficial
Hermosillo, Sonora.- Con el inicio de la temporada de frío, deben extremarse los cuidados ante las bajas temperaturas, sobre todo en niños menores de 5 años y adultos mayores, así como aplicarse la vacuna contra el virus de la influenza, recomienda la Secretaría de Salud en el Estado.

Durante la semana epidemiológica No. 44, que abarca del 29 de octubre al 4 de noviembre, se presentó el primer evento asociado a la temporada de frío (EATF), en una mujer de 90 años del municipio de Nogales; cabe señalar que a la misma semana de la temporada anterior aún no se presentaban EATF.

En la temporada invernal 2016-2017 se registraron 65 eventos, de los cuales 61 (94%) se recuperaron satisfactoriamente y cuatro (6%) fueron defunciones; el municipio de Nogales concentro el 63% (41) de los casos ocurridos durante esa temporada; el grupo de edad más afectado fue el de 25 a 44 años con 17 casos.

El acumulado de los eventos de la temporada de frío 2016-2017 fue 14% menor al registrado durante la temporada 2015-2016, cuando se registraron 75 casos, de los cuales 10 fueron defunciones.

Según el informe preliminar del Servicio Meteorológico Nacional, se esperan para esta temporada 51 frentes fríos y 10 tormentas invernales, durante el periodo de octubre a marzo, sin embargo, en Sonora los meses de mayor impacto por las bajas temperaturas son de diciembre a marzo.

Ante el potencial ingreso de frentes fríos, la Secretaría de Salud Pública recomienda a la comunidad lo siguiente:

  • Prestar mayor atención a niños, adultos mayores, enfermos crónicos e indigentes.
  • Vestir ropa gruesa y calzado cerrado, cubriendo todo el cuerpo.
  • Almacenar agua, alimentos, cobijas, productos de aseo personal, botiquín, radio de baterías e insumos para la calefacción.
  • Consumir verduras, frutas ricas en Vitamina C y abundantes líquidos.
  • El consumo de alimentos calientes aumenta la producción de calor en el cuerpo, y estos pueden ser líquidos y sólidos.
  • Si requiere utilizar chimeneas, calentadores u hornillas verifique que exista ventilación adecuada para evitar intoxicaciones, quemaduras o incendios.
  • Revisar que estén en buen estado los aparatos de calefacción, sin fugas o instalaciones eléctricas en mal estado que puedan provocar algún accidente.
  • En el caso del uso de calefactores es recomendable tener dentro de la habitación una tela húmeda o un recipiente con agua, esto evitará la reseque dad de las vías respiratorias.
Advertisements

Deja un comentario