Advierten autoridades consulares sobre peligros de cruzar por el desierto

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- Para evitar más muertes de migrantes mexicanos en el desierto de Arizona, la red de consulares de México intensifica su campaña preventiva en coordinación con dependencias federales en territorio nacional, para advertir sobre los peligros de cruzar ilegalmente por esta zona.

El embajador Ricardo Santana Velásquez, del Consulado General de México en Nogales, Arizona, informó que se revisa la coordinación que existe entre los consulados fronterizos con el resto de la red de delegaciones en el interior del país, para advertir a los connacionales sobre el clima que prevalece en estas épocas y que se torna sumamente peligroso, por las altas temperaturas, los engresque del terreno y la cantidad de otros riesgos que se corren.

“Estamos coordinados con las autoridades de Estados Unidos y organizaciones no gubernamentales de auxilio, para que en casos de desapariciones o fatalidades, les podamos auxiliar, contactar a los familiares e identificar a las personas”, dijo.

Agregó que a la fecha no se han registrado decesos en el Condado de Santa Cruz, aunque si se han hallado en otros condados vecinos, sobre todo en el área desértica, por la reservación de la Nación Tohono Odham, jurisdicción que le corresponde al Consulado en Tucson.

“Yo recomendaría mucho a nuestros connacionales que ya están en la frontera, que tomen en cuenta mucho las temperaturas que se alcanzan, por donde van a cruzar y si así lo deciden, que sepan que hay autoridades que los pueden auxiliar, que se lleven algún teléfono celular para reportar cualquier incidente que tengan y no haya fatalidades”, aconsejó.

Por otra parte, el Embajador confirmó que los flujos de migrantes, tanto de cruce ilegal como de deportados, se mantienen a la baja, con un estimado de hasta el 63 por ciento menos, al igual que las repatriaciones de menores migrantes, donde se registran de dos a tres casos mensuales.

Santana Velásquez informó que se pronostican cifras aun más bajas durante los meses de julio y agosto, tanto de internaciones como de repatriaciones, incluidos los casos de menores.

“Me parece que hay distintas causales, la economía mexicana se ha fortalecido y los que regresan encuentran trabajo y se quedan, corren menos riesgos y tienen una fuente de trabajo, que aunque no se compara en remuneración, pero es un aliciente”, opinó.

Advertisements

There is one comment

Deja un comentario