¡Increíble historia! Rescatan con vida a mujer tras pasar más de 40 horas encerrada en ambulancia

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- Una mujer de 26 años de edad fue rescatada por elementos del Departamento de Policía de Nogales, Arizona y de la Patrulla Fronteriza, del interior de un reducido compartimento perteneciente a una ambulancia abandonada, en donde pasó más de 40 horas sin agua ni alimentos y con temperaturas extremadamente calientes.

De acuerdo a información de la corporación policiaca, fue la mañana del pasado viernes, poco antes del mediodía, que la policía recibió un llamado de apoyo sobre una mujer que necesitaba ayuda, cerca del área de Freeport, a media milla de la línea divisoria.

El sargento Mario Rodríguez fue parte del grupo que encontró a la mujer llamada Ángeles, originaria del estado de Puebla y que había cruzado de manera ilegal, guiada por “Coyotes”, desde la tarde del pasado miércoles, cruzando un terreno elevado cercano del parque industrial Freeport.

El reporte señala que Ángeles se mantuvo en contacto con su hermano, con quien se estuvo comunicando vía teléfono celular constantemente, hasta que llegó a la frontera y una vez que cruzó la línea, fue llevada por los traficantes de humanos hacía un terreno cercado, que se utiliza para resguardar vehículos.

Se le ordenó que se metiera en un pequeño compartimento de una ambulancia descompuesta, mismo que media cuatro pies de ancho por otros cuatro de alto y que se hallaba en la parte trasera de la cabina, del lado del conductor.

Ángeles obedeció las instrucciones de los “Coyotes”, quienes le dijeron se quedara quieta y sin hacer ruido hasta recibir más indicaciones, fue dejada ahí con poca agua pero sin comida.

Ahí permaneció la noche del miércoles y empezó a creer que había sido olvidada o dejada por muerta, no volvió a escuchar a los traficantes y el jueves por la mañana, el calor empezó a afectarla.

El compartimento estaba cerrado por fuera y sólo se podía abrir desde el exterior, pero las puertas contaban con un pequeño orificio que permitía la entrada de poco aire, pero en su interior, estaba forrado con aluminio, creando un efecto de horno.

Ángeles esperó por horas mientras la temperatura subía a insoportables condiciones, no podía salir y no sabía si existía alguien que pudiera ayudarla en los alrededores.

Contaba todavía con su celular, llamó a su hermano Florencio hasta Puebla, a más de mil 400 millas de distancia de Nogales. Le contó donde se hallaba y cómo estaba, le describió lo mejor que pudo cómo llegó a ese lugar y su hermano rápidamente viajó hasta Nogales, mientras Ángeles pasaba su segunda noche atrapada en el compartimento de la ambulancia.

Florencio llegó a Nogales 36 horas después de recibir la llamada inicial de su hermana, un día y medio sin descanso para llegar hasta la frontera y con solo saber que Ángeles estaba atrapada en una ambulancia, se acercó a oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que estaban en la garita Mariposa, para informarles lo que sabía.

Les contó que no tenía como cruzar la frontera, pero su hermana le había llamado para pedirle ayuda, que tenía tres días encerrada y necesitaba ser rescatada, por lo que lo mantuvieron en la garita y dieron aviso a la Patrulla Fronteriza, que empezó con la búsqueda cerca del mediodía del viernes.

Ubicaron la ambulancia en el interior de un terreno cercado, junto a dos autobuses escolares abandonados, por lo que el Sargento Rodríguez apoyó a los agentes de la Patrulla Fronteriza en la búsqueda de Ángeles, mientras eran llamados paramédicos del Departamento de Bomberos de Nogales, Arizona, para que atendieran a Ángeles en caso de ser hallada con vida.

Para ese momento, Ángeles ya tenía más de 40 horas encerrada en el pequeño compartimento, con muy poco oxigeno.

Sus rescatistas, el Sargento Rodríguez, bomberos y Patrulla Fronteriza, rompieron un candado para ingresar al terreno y abrieron las puertas del compartimento de la ambulancia, hallando viva a Ángeles.

Fue encontrada extremadamente débil y deshidratada, por lo que de inmediato fue tratada con sueros vía intravenosa y trasladada a un hospital local para su recuperación.

El hermano fue informado del rescate de Ángeles y que sería procesada en una estación local de la Patrulla Fronteriza, que sería informado de su proceso de deportación para poder reunirse con ella posteriormente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s