Abundan en Profeco quejas y denuncias contra talleres mecánicos informarles

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- Los talleres mecánicos informales son quienes más quejas y denuncias generan ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Nogales, por lo que se exhorta a los ciudadanos a que opten por locales formalmente establecidos.

El jefe de la oficina en esta frontera, Marco Antonio Guzmán Mendoza, comentó que son de diez a quince quejas al día las que se presentan en la Profeco, pero la mayoría son para mecánicos.

“Que no se dejen engañar ni den anticipos a mecánicos, carpinteros o albañiles, porque muchos no respetan tratos, por ejemplo, si un cliente lleva el carro al taller mecánico, se debe esperar máximo de treinta días para cada arreglo y hasta dos meses de garantía por cada reparación”, dijo.

Agregó que si por alguna razón piden anticipo, el cliente debe de pedir un recibo firmado en caso de que se tenga que presentar alguna queja y denuncia ante la Profeco.

Reconoció que los talleres mecánicos son los que más quejas generan ante la Profeco, por ello se le pide a la ciudadanía a que opten por llevar sus automóviles con lugares establecidos, que brinden facturas por ejemplo.

“Muchas veces sale más caro ir con una persona que trabaja en media calle o en su casa, que no esté registrado ante las autoridades ni que paga impuestos ni da facturas, porque eso es deducible de impuestos, si tu reparas tu automóvil lo puedes reclamar en tus impuestos, pero la gente no lo sabe”, explicó.

“Muchas veces el proveedor abusa de la confianza y buena disposición de las personas y no se vale, pero para eso estamos aquí, para defender a la ciudadanía de todas esas situaciones”, señaló.

Guzmán Mendoza aceptó que muchas personas acuden ante la instancia federal mucho tiempo después de llevo su vehículo a cierto taller mecánico, ponen su queja meses después de haber requerido el servicio, cuando no se debe esperar más de treinta días.

Una vez que se presenta alguna queja formal, se le requiere al proveedor hasta en tres ocasiones y si no responde después de la tercera, se le busca con la fuerza pública, aunque no es un arresto, es solo para avisarles que se tienen que presentar en las oficinas de la Profeco.

“Es muy común el uso de la fuerza pública, porque muchas personas que trabajan informales, nos rechazan hasta con groserías, por ello se llegan a requerir hasta el 25 por ciento de las personas mediante la fuerza pública”, señaló.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s