No todo lo que se lee en redes sociales es verdad ni sucede en Nogales: Psicóloga

La psicóloga Lupita Salcido Villa.

La psicóloga Lupita Salcido Villa.

  • Lupita Salcido Villa, especialista en el ramo, pide a padres de familia no alarmar a sus hijos ante la psicosis generada

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- La actual psicosis que se vive en esta frontera ante el supuesto rapto de menores en las escuelas, puede causar graves daños psicológicos en mismos niños, que sería el grupo social mas afectado por esta problemática generada en redes sociales.

Según la opinión de Lupita Salcido Villa, quien se desempeña como psicóloga en una Clínica Especialista en Intervención en Crisis, lo mas indicado para los padres de familia es cuidar y proteger a sus hijos en lugar de creer todo lo que se publica en redes sociales.

Lo anterior, a raíz de que en las últimas semanas han estado circulando por redes sociales, varios comunicados e incluso fotografías de niños y jóvenes que han sido, supuestamente, desaparecidos y/o secuestrados.

“Esto ha generado una psicosis colectiva dentro de nuestra sociedad, los efectos colaterales son: ausentismo en las escuelas y trabajos, niveles altos de ansiedad y depresión, casos serios de estrés post-traumático incluso en niños entre los 7 y 12 años de edad”, comentó la especialista.

Salcido Villa indicó que debido a la angustia de creer que esta problemática pudiera ser real, varios padres de familia y maestros se preguntan qué pueden hacer como adultos para evitar que esto afecte a los más pequeños.

Dijo que lo más importante es filtrar las fuentes de información, porque no todo lo que se lee en redes sociales es verdad o está sucediendo dentro de nuestra ciudad.

“Muchas de las fotografías de personas desaparecidas corresponden a gente del sur del país. Estar hablando constantemente del tema, tampoco trae beneficios; podemos permitirnos como adultos estar aterrados respecto a esto”, aseguró.

“Pero nuestro temor e inseguridad afecta en lo más profundo la autoestima e integridad de nuestros pequeños”, añadió la Psicóloga.

La experta pidió a la comunidad ser conscientes y dejar este tipo de charla para cuando los pequeños no se encuentran cerca. Ser un remanso de paz para nuestros hijos, para hacerlos sentir y saber que están seguros; que nosotros haremos y hacemos lo que es nuestro deber: Cuidarlos y protegerlos.

“Hagamos esto para que ellos sigan siendo niños, libres de preocupaciones, miedos y ansiedad. Tratemos en la medida que nos sea posible de regalarles un mundo donde se sientan seguros y eso empieza con la armonía que ellos pueden y debería de encontrar en sus hogares”, destacó Salcido Villa.

La especialista agregó que eso es lo mejor que le puede dar a nuestros hijos. Si notan que algún menor empieza a tener trastornos del sueño, esto es que desea dormir más de lo habitual o no puede conciliar el sueño; trastornos de la alimentación (comer más o menos de lo habitual).

También el estar inquieto o malhumorado; los más pequeños suelen manifestar dolores recurrentes de cabeza o estomago e inclusive diarrea y/o vómitos sin motivos de enfermedad, esto pudiera ser un cuadro clínico de ansiedad y estrés, seria importante acudir con un profesional.

Advertisements

Deja un comentario