Cuentan etnias y tribus con espacios para campamentos

Decenas de personas pueden acampar en el lugar.

Decenas de personas pueden acampar en el lugar.

Marco A. Flores
Magdalena de Kino, Sonora.- Hasta 125 vehículos con familias han sido atendidos en la Casa Araiza de este municipio, un lugar en donde representantes de tribus y etnias de ambos lados de la frontera, pueden usar para descansar en su peregrinaje para el encuentro con San Francisco Javier.

Y es que este domicilio ubicado entre céntricas calles aledañas a la sede de las festividades anuales, desde hace más de 70 años ha sido el lugar preferido para llegar a descansar, a ducharse, tomar un café, para comer y hasta para aprovechar los baños.

“Mis abuelos son propietarios de esta casa que tiene mas de cien años de antigüedad y desde hace mucho que recibimos a los caminantes y etnias del Sur de Sonora y Arizona, aquí ellos acampan, hacen sus altares y descansan”, explicó la señora Margarita Araiza, propietaria del domicilio.

En la vivienda, cuyo espacioso patio puede albergar decenas de vehículos, han acampado representantes de tribus como los Tohono O´ odham y otras originarias de Arizona, específicamente del área de Why, Naco y El Sásabe, así como otras etnias sonorenses como Mayos y Yaquis.

La señora Araiza explicó que incluso, hasta una persona de avanzada edad murió en el campamento luego de cumplir con su “manda” en tributo a San Francisco Javier.

Añadió que en el sitio se les cobra una módica tarifa de entrada de quince dólares por vehículo y pueden durar los días que quieran.

“De hecho, muchos de ellos llegan a otros –campground-, pero mucho prefieren llegar a Araiza, porque aquí los cuidamos y los atendemos. Hasta los llevamos al doctor en caso se requerirse”, añadió Margarita.

La señora Margarita Araiza, propietaria del lugar.

La señora Margarita Araiza, propietaria del lugar.

Advertisements

Deja un comentario