Denuncia organismo veinte asesinatos de personas a manos de la Patrulla Fronteriza

José Antonio Elena Rodríguez, una de las víctimas recientes.

José Antonio Elena Rodríguez, una de las víctimas recientes.

Nogales, Arizona.- Un total de veinte personas han sido asesinadas a manos de agentes de la Patrulla Fronteriza en los últimos tres años en la frontera Sur entre Estados Unidos y México, según una denuncia realizada por el Colectivo Justicia Fronteriza.

Mediante un comunicado de prensa, el organismo añade que desde el 2010, agentes federales han asesinado a 20 personas por el uso excesivo de la fuerza, de los cuales dieciocho eran mexicanos y seis de estos homicidios fueron en territorio mexicano.

“Entre el 2006 y el 2009 hubo un aumento del número agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en su frontera Sur, y junto con su llegada hay un aumento de dolor y muertes para los ciudadanos fronterizos de México y los Estados Unidos”, se lee en el reporte.

Según el Colectivo, este número alarmante ha llevado a una revisión de la política interna de la agencia por parte de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional. Sin embargo, ni un agente de la Patrulla Fronteriza ha sido condenado por sus acciones .

En breve resumen, algunos casos de ciudadanos Mexicanos muertos en territorio mexicano por agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos incluyen:

  • El 6 de junio 2010, dispararon y mataron a Sergio Adrián Hernández Güereca en Ciudad Juárez, Chihuahua, un joven de quince años de edad que recibió un disparo mientras veía a un agente de la Patrulla Fronteriza detener a un migrante. El Departamento de Justicia cerró su caso el 27 de abril 2012 por no tener suficiente pruebas de que el agente no haya respondido en defensa personal y por no tener jurisdicción en un caso en que la víctima estuvo en territorio mexicano en el momento de su muerte
  • El 5 de enero 2011, dispararon y mataron a Ramses Barrón-Torres en Nogales, Sonora, un joven de dieciséis años, que tiraba piedras del lado mexicano por una reja. Según la investigación del Departamento de Justicia, los agentes pudieron esquivar las piedras, pero aun así dispararon y mataron al joven. El Departamento de Justicia cerró su caso el 9 de agosto 2013 por no tener jurisdicción en un caso en que el víctima estuvo en territorio mexicano en el momento de su muerte.
  • El 7 de julio de 2012, dispararon y mataron a Juan Pablo Santillán, de 30 años de edad y padre de cuatro niños, mientras recogía leña a orillas del Río Grande.
  • El 3 de septiembre de 2012, dispararon y mataron a Guillermo Arévalo Pedroza, de 36 años de edad, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, mientras celebraba los cumpleaños de sus hijas en la orilla de Río Bravo.
  • El 10 de octubre 2012, dispararon y mataron a José Antonio Elena Rodríguez en Nogales Son., un joven de 16 años que caminaba rumbo a su casa por una calle, perfectamente iluminada, en el centro de la Ciudad en el lado mexicano.
  • En el último caso de José Antonio Elena Rodríguez, los agentes dispararon a José Antonio desde detrás de la valla fronteriza, sobre un terraplén de seis metros.

Informes indican que siete de las ocho balas entraron a José Antonio desde atrás y hacia arriba a través de su cuerpo, lo que indica que los agentes continuaron disparando después de que José Antonio estaba herido y tirado en la banqueta, boca abajo.

Casi un año después del asesinato, el Departamento de Justicia y la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos todavía no han publicado información básica acerca de la muerte o cualquier investigación.

No han revelado los nombres del agente o agentes responsables y tampoco publican el video de vigilancia del homicidio.

El Departamento de Justicia se niega a decir si se llevará cargos penales en contra de los responsables y, aparte de unas declaraciones sencillas, el gobierno de México se mantiene en silencio ante estas injusticias.

En todos los casos mencionados, los Estados Unidos mantienen que sus agentes actuaron en defensa personal cuando los nombrados lanzaron piedras.

Esta política de cerrar filas y mantener un velo de silencio se ajusta a un patrón de denuncias de abuso que involucran agentes del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y los cuales no toleraremos nunca más.

El día Miércoles 4 de septiembre de 2013 se lanza la Campaña Justicia para José Antonio, ni una más! A lo largo del mes habrá una serie de acciones coordinadas con la culminación de una manifestación el 10 de octubre de 2013 partiendo de la plaza Miguel Hidalgo.

Advertisements

Deja un comentario