Mató a su propio hermano por “viejas rencillas”: DSPM

FRANCISCO JAVIER GARCIA PAYAN, homicida confeso de su propio hermano.

FRANCISCO JAVIER GARCIA PAYAN, homicida confeso de su propio hermano.

  • Francisco Javier recordó viejos pleitos y arremetió contra el joven estudiante; el mismo llamó a la policía para entregarse

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- El móvil del asesinato que cometiera Francisco Javier García Payan en contra de su hermano menor, fueron “viejas rencillas” entre ambos, según el relato del homicida confeso ante el Juez Calificador y al estar en custodia de elementos de Seguridad Pública Municipal.

Según el parte informativo de la corporación, la víctima Jesús Fernández García Payan, murió alrededor de las 4:10 horas de esta mañana, a consecuencia de múltiples heridas en su cabeza, producidas por golpes de un marro y heridas con un cuchillo de cocina, lo que le ocasionaron la muerte de manera instantánea.

Los agentes municipales recibieron un llamado para acudir a la caseta telefónica ubicada en el comercio con razón social Sherwin Williams, que se localiza en el Periférico Luis Donaldo Colosio, a la altura del conjunto habitacional Canoas, donde se encontraba una persona que se decía responsable de un crimen.

Inmediatamente los oficiales se dirigieron al lugar encontrando a Francisco Javier, de 23 años de edad, originario de esta ciudad y con domicilio en la calle Crepúsculo, del fraccionamiento Puesta del Sol.

El sujeto manifestó a los agentes que momentos antes se encontraba en el interior de su vivienda y observó a su hermano Jesús Fernando, de 20 años, que dormía en su habitación y en ese momento empezó a recordar problemas personales que han tenido con anterioridad.

Situación que lo hizo sentir mucho coraje y tomando un marro de fierro, lo golpeó en distintas ocasiones en la cabeza y al notar que este aún presentaba movimientos corporales, tomó un cuchillo de la cocina y se lo encajó en el pecho.

Los oficiales al escuchar la narración del sujeto se dirigieron al domicilio de los hermanos García Payán, donde vivían solos, ya que son estudiantes de la Universidad de Sonora (Unison) mientras que su madre tiene su residencia en los Estados Unidos.

Al llegar se encontró un total desorden en la vivienda, sobre el lavaplatos se encontró el marro y el cuchillo manchados de sangre y sobre la cama de la habitación el cuerpo de Jesús Fernando, cubierto con una sabana de color blanco, presentando exposición de masa encefálica.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja, quienes determinaron que la víctima ya no contaba con signos vitales, arribando personal de servicios periciales, del Ministerio Público y el Médico Legista.

Se ordenó el levantamiento del cuerpo y su traslado a la funeraria en turno para la necropsia de ley, mientras que Francisco Javier fue presentado al Juez Calificador, ordenando su inmediata certificación medica y reclusión en las celdas preventivas a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común.

Advertisements

Deja un comentario