Piden a dependencias parar operación de acueducto en Sonora

Adalberto Rosas López, firme opositor al Acueducto Independencia.

Adalberto Rosas López, firme opositor al Acueducto Independencia.

Agencias
Hermosillo, Sonora.- Opositores al acueducto “Independencia” pidieron hoy a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detener su operación.

En conferencia de prensa, el vocero del Movimiento Ciudadano por la Defensa del Agua, Alberto Vizcarra Ozuna, explicó que la obra carece del Manifiesto de Impacto Ambiental, como lo determinó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en mayo pasado.

Indicó que la Primera Sala de la SCJN resolvió el amparo en revisión 631/2012 y ordenó dejar insubsistente la autorización en materia de impacto ambiental del acueducto “Independencia”, que desde marzo pasado trae agua de la presa “El Novillo”.

Acompañado de los integrantes del movimiento, Adalberto Rosas López y Plutarco Pérez Aguirre, así como mujeres y hombres del grupo indígena yaqui, dijo que la consecuencia administrativa y legal inmediata es detener la operación del la obra.

Vizcarra Ozuna recordó que el Juzgado Décimo de Distrito ya notificó a la Semarnat la insubsistencia del Manifiesto de Impacto Ambiental del acueducto “Independencia”, “por lo mismo esta dependencia ya debería de haber detenido” esto.

Consideró que el gobierno estatal, que construyó y opera el acueducto de la presa “El Novillo” a Hermosillo, realiza el trasvase de agua del río Yaqui sin los elementos legales requeridos.

“La operación de la obra debe detenerse como indica la sentencia de la SCJN, en tanto que, como lo establece la misma resolución, se realiza la consulta a la etnia yaqui y los habitantes del sur de Sonora para ver si ocasiona daños irreversibles”, abundó.

Explicó que el proceso de consulta que la Semarnat deberá realizar sobre la obra al quedar insubsistente el Manifiesto de Impacto Ambiental, involucrará a la etnia yaqui, así como a la mayoría de los municipios del sur de Sonora.

Vizcarra Ozuna explicó que estudios técnicos, sustentados con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que la cuenca del río yaqui, donde se asienta la presa “El Novillo” de la que se extrae agua para el acueducto, tiene un equilibrio precario.

Anotó que los escurrimientos anuales de la cuenca son insuficientes para atender la demanda de los usuarios, condición que no le permite incorporar a un nuevo usuario, que en este caso sería el acueducto “Independencia” para abastecer a Hermosillo.

Eso, refirió, ocasionaría un aceleramiento del déficit y un desequilibrio en el río Yaqui, el cual no arroja agua al mar porque tiene demanda de consumo en las partes alta y media de la cuenca, así como en la tribu yaqui y el Valle del Yaqui.

“Lo que tenemos es un déficit en la disponibilidad del recurso, lo cual establece que la lógica para resolver un déficit es gestionar más agua, contrario al criterio absurdo del Sonora SI que se propone redistribuir agua, cuando el problema es de déficit”, dijo.

Advertisements

Deja un comentario