Enorgullece a David Pablos que su filme represente a México en Venecia; fue filmada en Sonora

Poster promocionar del filme realizado mayormente en Sonora.

Poster promocionar del filme realizado mayormente en Sonora.

Agencias
México, D.F.- El cineasta mexicano David Pablos, cuya cinta “La vida después” competirá en el Festival de Cine de Venecia 2013, en la sección “Horizontes”, está sorprendido de que una película de bajo presupuesto y realizada básicamente por estudiantes tenga la calidad para representar a México en uno de los encuentros fílmicos más importantes del mundo.

“Esta película es mi ópera prima producida por el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y me da mucho gusto que un filme estudiantil, donde el crew estuvo conformado por estudiantes de dicha escuela, haya sido tomado en cuenta para estar al lado de producciones de todo el mundo realizadas por cineastas reconocidos”, expresó.

A David Pablos le llevó un año escribir el guión y poco más de dos para concretar el filme, con un presupuesto que osciló en los ocho millones de pesos, “es una película de bajo presupuesto, pero que apuesta por conectar con la gente y creo que eso fue lo que la llevó a ser considerada en Venecia”.

Indicó que más allá de ganar o no un premio, el simple hecho de formar parte de la Selección Oficial en dicho encuentro fílmico, le abrirá muchas puertas a su trabajo, que ya ha recibido propuestas para exhibirse en otros festivales y están en pláticas con una distribuidora para su pronta proyección comercial, tanto en México como en el extranjero.

David Pablos adelantó que “La vida después” tendrá su estreno mundial en Venecia y su estreno nacional en el XI Festival Internacional de Cine de Morelia, que se realizará en noviembre próximo y en el que también estará en competencia.

Para el joven cineasta, más allá de lo que representa competir por un premio, lo más importante será ver la reacción que tengan los espectadores al ver su trabajo, “porque para mí el momento más importante es cuando el público se involucra en tu historia y esa es mi mayor satisfacción”.

Destacó que la sección “Horizontes” del Festival Internacional de Cine de Venecia es una de las más importantes del encuentro, porque no sólo compiten óperas primas, sino filmes realizados por cineastas consagrados, “este año compiten 16 largometrajes, de los cuales sólo uno de Argentina y mi película representan a Latinoamérica”.

Sobre la historia de la cinta, el joven cineasta explicó que se trata de la película que siempre había imaginado, “sé que conectará mucho con el público porque mi intención fue hablar de la relación fraternal entre adolescentes, que retrata la relación de dos hermanos que tienen que ser autosuficientes porque su mamá tiene problemas mentales”.

Detalló que la película cuestiona las relaciones de familia y la búsqueda de un hogar, de una casa, “siguiendo la premisa de que el hogar no es necesariamente aquél en donde nos tocó nacer”.

“Ésta es una película sobre la relación con mi propio hermano, sobre el cómplice al que perdí hace años, aquél que tanto amo y tanto me duele, al que a veces desearía recuperar, y al que aún espero poder acercarme, a pesar de todo.

“En el fondo, esta película es un cuestionamiento sobre dicha dicotomía, de apego y desapego, en las relaciones familiares”, abundó.

La película fue filmada en un 80 por ciento en el estado de Sonora (Guaymas y Bahía de Kino), con algunas locaciones en la Ciudad de México, y cuenta con la participación especial de la actriz María Renée Prudencio.

“La vida después” competirá en el 70 Festival Internacional de Cine de Venecia, que se realizará del 28 de agosto al 7 de septiembre próximo, en la sección “Orizontti Nuevas tendencia del cine mundial”, junto a 16 largometrajes provenientes de países como Italia, Suiza, India, Japón, Argentina y China, entre otros.

Advertisements

Deja un comentario