Se entregan “Dreamers” al CBP

Los ocho estudiantes mexicanos ingresaron de manera ilegal hacia Estados Unidos, por la garita peatonal Morley.

Los ocho estudiantes mexicanos ingresaron de manera ilegal hacia Estados Unidos, por la garita peatonal Morley.

Benito Miller Deale, organizador de NIYA.

Benito Miller Deale, organizador de NIYA.

Los ocho estudiantes mexicanos ingresaron de manera ilegal hacia Estados Unidos, por la garita peatonal Morley.

Los ocho estudiantes mexicanos ingresaron de manera ilegal hacia Estados Unidos, por la garita peatonal Morley.

  • En un hecho sin precedentes, ocho jóvenes mexicanos vestidos con togas y birretes, intentaron regresar a Estados Unidos por un puerto del entrada

Marco A. Flores
Nogales, Sonora.- Vestidos con togas y birretes, con la ilusión de regresar con sus familias en Estados Unidos, ocho estudiantes de origen mexicano, se entregaron esta mañana a oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), en un hecho sin precedentes en esta frontera.

Con la esperanza de verse beneficiados por la Reforma Migratoria, estos jóvenes, de los llamados “Dreamers”, eligieron esta frontera para manifestarse y cruzar sin documentos por un puerto de entrada de Nogales, Arizona. Se entregaron a agentes del CBP en la garita peatonal Morley y lo hicieron entre gritos y porras de apoyo en ambos lados de la frontera.

Provenientes de diferentes estados de la República Mexicana, los jóvenes recibieron el apoyo de diferentes organismos humanitarios de ambos países y se concentraron en esta frontera durante el fin de semana, para realizar la entrega voluntaria, con la esperanza de que una vez adentro, puedan lograr una serie de tramites migratorios para quedarse.

El evento atrajo a decenas de periodistas, de ambos lados de la frontera y de otros países, quienes entrevistaron a los protagonistas de este movimiento en el interior de un local ubicado sobre la calle Elías, de donde salieron los jóvenes vestidos con sus togas y birretes, para manifestarse mientras recorrieron algunas calles del centro histórico de Nogales.

Benito Miller, uno de los impulsores de la agrupación estadounidense denominada N.I.Y.A., encabezó el movimiento de protesta en ambos Nogales, acompañado de otras personas de agrupaciones pro migrantes y religiosas.

“Queremos que México sepa que lo queremos, los jóvenes quieren volver a sus hogares y familias en el otro lado, nos llevamos un lindo recuerdo de la ciudad de Nogales, Sonora, que nos recibió con el corazón abierto”, dijo el joven estadounidense activista.

Todos los jóvenes estudiantes son originarios de México, sin embargo, cruzaron la frontera con sus familias y vivieron en Estados Unidos desde hace años, allá crecieron, se desarrollaron y estudiaron, pero por diversos motivos, fueron deportados o simplemente tuvieron que regresar a México por diferentes razones.

Tras el recorrido por las calles de esta frontera, el grupo de jóvenes se dirigió hacia la garita peatonal, en donde ingresaron para entregarse a oficiales del CBP, lo hicieron de la manera correcta, por un puerto de entrada hacia Estados Unidos y no se arriesgaron a cruzarse ilegalmente por el desierto o alguna área lejana.

Luego de presentarse ante las autoridades migratorias, cada uno de los estudiantes fue ingresado a una oficina, en donde agentes del CBP los interrogaron y ya sin sus togas o birretes, a los minutos salían de la oficina para ser subidos y esposados, a camionetas oficiales de CBP, en las cuales serian transportados a un centro de detención.

“Sabemos que las leyes avanzarán poco a poco, nosotros estamos en esta batalla. Ellos serán procesados por la Patrulla Fronteriza, pero estarán presentes el equipo legal en Estados Unidos, de ahí serán ingresados a centros de detención como Eloy o Florence, Arizona, ahí promoveremos un movimiento para dar a conocer las historia de estos jóvenes encerrados en esos espacios”, explico Benito Miller.

La esperanza es que la Alianza Nacional de Jóvenes Migrantes actué y acuda a los centros de detención, con el apoyo de organismos que abogan por los derechos de los migrantes, se espera que los jóvenes salgan de los centros de detención y encuentren flexibilidad en las leyes migratorias.

“Estamos cansados de que nuestras familias sean separadas por deportación, no queremos mas familias afectadas, queremos salir de las sombras, ya no queremos mas y estamos cansados de eso”, añadió el joven activista.

Si bien el esperanzador acto no les asegura que podrán regresar al lado de sus familias en Estados Unidos, estos ocho jóvenes lograron algo inaudito e histórico en esta frontera, conservan la fe en poder regresar y este día demostraron que pese a las severas leyes migratorias estadounidenses, en ellos puede mas la esperanza en el “Sueño Americano”.

El movimiento atrajo a decenas de periodistas de ambos países.

El movimiento atrajo a decenas de periodistas de ambos países.

Un reverendo bendijo la manifestación de los jóvenes antes de iniciar el recorrido.

Un reverendo bendijo la manifestación de los jóvenes antes de iniciar el recorrido.

Los jóvenes migrantes fueron subidos a camionetas del CBP para llevarlos a los centros de detención.

Los jóvenes migrantes fueron subidos a camionetas del CBP para llevarlos a los centros de detención.

Advertisements

Deja un comentario