Forman jóvenes estudiantes resistencia contra política migratoria de E.U.A.

Los estudiantes que son migrantes enfrentan una difícil situación actualmente.

Los estudiantes que son migrantes enfrentan una difícil situación actualmente.

Nogales, Arizona.- Un movimiento de protesta enfocado a empujar la política estadounidense en el tema migratorio es el que está gestando jóvenes en varios puntos de México y Estados Unidos, entre ellos ambos Nogales.

Forman parte de la llamada Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes (NIYA, por sus siglas en inglés), cuya estrategia es motivada ante los altos índices de deportaciones en la administración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Cristóbal Lagunas, es originario de Chile, pero desde hace once años residente legal de Boston, quien impulsa este movimiento.

De igual manera está Mohamed Abdollahi, quien tiene 24 años viviendo en Michigan y actualmente enfrenta un proceso de deportación.

Cristóbal explicó que actos como el que dentro de tres días llevarán a cabo en un punto de la frontera, hasta entonces no revelado, son realizados para empujar el “sistema” estadounidense y crear cambios que se necesitan en el tema migratorio.

“Nos dimos cuenta que la deportación de familias era un problema importante de la comunidad y empezamos a trabajar en casos para sacar gente de los centros de detención y para deportaciones.

“Trabajamos en Florida, en Michigan dos organizadores los detuvieron a propósito para organizar desde adentro del centro de detención e hicieron huelga de hambre y han podido soltar cierta cantidad de gente del centro”, expuso.

Explicó que en Nogales, pero además en la Ciudad de México y Oaxaca han estado trabajando en este movimiento denominado “Bring them home” a llevar a cabo el 22 de julio.

Hasta entonces no hay muchos detalles, sólo un reloj contador colocado en la página electrónica (para más información http://www.theniya.org).

Mohamed explicó que buscan reunir a los jóvenes que han sido deportados en los últimos años, ya que muchos de ellos tienen derechos de establecerse en la Unión Americana.

Dijo que 1.7 millones de estos jóvenes han sido deportados, afectando sus vidas, las de sus familias y sus sueños de continuar con sus estudios.

Lizbeth Mateo, es una de estas jóvenes quien fue deportada y actualmente residente en el estado de Oaxaca.

Entrevistada vía telefónica comentó que fue separada de su familia en California y deportada; actualmente se encuentra con sus abuelos en Oaxaca, a quienes no veía hace quince años.

“Tengo familiares que fallecieron, era muy importante venir pero mis padres están en Los Angeles, donde está mi casa, ahí crecí, tengo amigos, familia, espero que la comunidad nos ayude.

“Es un proyecto no nada más de nosotros queremos que sea de toda la comunidad inmigrante y se de cuenta de que podemos luchar por nuestras propias familias.

“Estamos cansados que el gobierno tome decisiones de nuestras vidas”, añadió.

Advertisements

Deja un comentario